La reforma luterana

Cuando comienza el S.XVI el mundo había cambiado notablemente para los europeos. En primer lugar, el planeta en el que vivían se había ampliado con el descubrimiento de América; además desde hacía un siglo el concepto que el Hombre tenía de sí mismo había variado y de ser una figura en la creación divina había pasado a convertirse en el protagonista principal con capacidad de escribir el guión de su estancia en el mundo. La Iglesia católica se había viciado mientras tanto de cuestiones terrenales: la vida disoluta del alto clero, la escasísima preparación del bajo clero, la relajación de las costumbres, la mezcla del Papado en asuntos terrenales relacionados con los reyes, con la posesión de territorios… Pero, sobre todo, la necesidad de recursos para mantener ese ritmo de vida y sus nuevos proyectos constructivos vendiendo indulgencias impulsó la aparición de voces críticas dentro de la propia Iglesia y las más radicales fueron excomulgadas, es decir, expulsadas de la Iglesia Católica. Aparecieron las iglesias protestantes.
Uno de los más destacados fue Lutero, monje alemán que en 1517 expuso en la puerta de la iglesia de Witemberg las 95 tesis que originó su excomunión y la formación de la iglesia luterana. De su vida se ha realizado  una pelicúla de la que hay este resumen en youtube en la que podeís ver la situación de la Iglesia en esos momentos y el camino escogido por Lutero.

cropped with SnipSnip

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2º eso, Historia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s