Las ilusiones perdidas de Honore de Balzac

PortadaCuando Balzac escribe Las ilusiones perdidas, entre 1837 y 1843, es un autor reconocido que intenta crear una magna obra, la Comedia Humana,  que presente a la sociedad francesa desde la caída del Imperio napoleónico hasta la monarquía de julio (1815-1830). Dentro de este proyecto,  están además Esplendor y miserias de las cortesanas, El primo Pons, La prima Bette y hasta 137 novelas de las que sólo acabó 50 cuando murió en 1850.

Las ilusiones perdidas narra la historia de dos amigos,Lucien y David, que viven en un pueblo y que se lanzan a la vida. Lucien, poeta, se irá a vivir a París en busca del éxito y del reconocimiento con la ayuda de su familia y de David. Éste,inventor que busca incansablemente y con mucho esfuerzo una nueva forma de producir papel,  se casará con la hermana de Lucien y permanecerá en el pueblo a cargo de una imprenta y axfisiado por las deudas que mantiene con el padre y que la vida disoluta del amigo en París le acarrea. En realidad es la reflexión sobre la propia experiencia de Balzac en París y sobre la vida parisina en el primer tercio del S.XIX, llena de trampas y de relaciones falsas que llevan a la fama momentánea, la ruina y el descrédito, y en pocas ocasiones al éxito. De esta manera, Lucien se ve obligado a volver al pueblo tras su fracaso en París, aunque un acontecimiento de última hora dará un giro a la historia.

Destaco del libro la presencia de la prensa escrita como válvula de escape para la multitud de escritores que, como Lucien,  con cierto éxito en sus lugares de origen, acuden a París con la esperanza y la promesa del éxito, aunque se terminan dando cuenta de que lo que es único en provincias es normal en París, dando al traste con los ahorros familiares y, en ocasiones, sus propias vidas. La prensa escrita se va formando, publicando cientos de diarios a nivel local con una vida corta y que se publicaban apenas tres días a la semana en una hoja la mayoría de las ocasiones. Para mantener su público se lanzaban a la defensa de una opción política, lo que suponía un furibundo ataque a la opción contraria, para lo que se valían de todas las triquiñuelas que ahora nos parecen una degradación de la actividad periodística actual: dar rienda suelta a rumores sin confirmar, difamar, opinar sin tener datos precisos…. Y todo contado con la maestría de Balzac, manteniendo el pulso narrativo a lo largo de las 500 páginas largas del libro.

Para disfrutar mucho y para reflexionar mucho sobre la verdad, el esfuerzo, la ayuda que nos ofrecen amigos y familia para alcanzar nuestros objetivos y los imprevistos e inconvenientes que nos encontramos en nuestra vida. Un espectáculo digno de leerse.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s